#Series: 8 razones para ver Jane the Virgin

Por Valentina Morales @Valentinamerdmann


Risas, lágrimas, misterio y amor, así es como Jane The Virgin ha conquistado a su audiencia - ¡definitivamente a mí! - y hoy está en su quinta y -lamentablemente- última temporada. Aquí, una lista de motivos para verla (y no dejar de hacerlo jamás)

.

1. Es una serie tipo telenovela norteamericana, lo que la convierte en la mezcla perfecta entre América Latina y Hollywood.

La serie sucede en Miami, pero Jane, la protagonista tiene ascendencia venezolana por parte de su abuela que solo habla español y le inculca la religión católica, por lo que Jane decide ser virgen hasta el matrimonio.


También, tiene los giros dramáticos de telenovelas, sin el melodrama, pero con el glamour de Hollywood.


2. Querrás a todos los personajes.

Primero amarás a Jane, una joven de 23 años, trabajadora, madura, estudiosa, y muy organizada, que al quedar embaraza por accidente en una inseminación artificial, y siendo virgen, cambiará todos sus planes. Xiomara, su madre la tuvo a los 17 y hoy es inmadura y enamoradiza, pero llena de sueños y casi una amiga para su hija. La abuela es viuda, sabia y valiente, pero también muy católica y a la antigua. Cada uno de los personajes tiene sus particularidades. No existen los típicos personajes predecibles. Incluso quienes al principio hacen el papel de antagonistas, tienen una gran cuota de humanos.


3.Reirás y llorarás.

Es una comedia dramática, por lo que tiene lo mejor de dos mundos. Sufrirás con los problemas, pero al minuto habrá humor.


4. Es romántica, pero no cursi.

Cuando Jane se embaraza, está en una relación con el hombre de sus sueños y el padre del bebé resulta ser un sexy millonario, dueño del hotel en ell que trabaja y al que besó años atrás. Desde luego, surgen problemáticas en su vida amorosa, que producen escenas románticas que pueden sacar algunas lágrimas, pero sin dar la lata.



5. Tiene un -increíble- narrador omnisciente.

Es el encargado de recordar los capítulos anteriores e introducirnos en el nuevo, generalmente contando anécdotas del pasado que se relacionarán con el presente. Sabe todo lo que piensan los personajes y sus acotaciones siempre tienen el toque cómico. En la historia de las series, este es el mejor narrador que he escuchado.


6. La familia es muy importante

La familia de Jane es fuera de lo común en el universo de las series. Son una familia de raíces latina, viviendo en Estados Unidos, compuesta por tres mujeres y de distintas generaciones y sin el típico estereotipo latinoamericano: no son narcotraficante ni siempre están felices. Tienen problemas reales, de familias comunes, sobre todo para Latinoamérica.


7. Aparecen celebridades invitadas.

Y no se trata de solo famosos, sino grandes estrellas como Bruno Mars y Britney Spears y por supuesto que América Latina no se queda atrás, con figuras como Juanes y Paulina Rubio. Sin duda, mi favorita es la gran -¡y chilena!- Isabel Allende.


8. Cumple el Test de Bechdel

Es decir, el guión cumple con los estándares mínimos para evitar la brecha de género. En este caso, existen al menos dos mujeres (hay muchas y todas cumplen roles fundamentales en la serie, con personajes fuertes y decididos) que hablan entre ellas y no acerca de hombres.



Existen muchas más razones para ver esta grandiosa serie, pero que fueron autocensuradas para evitar spoilers. Lo que más destaco es la originalidad en todo el proyecto, desde los personajes hasta los recursos audiovisuales. Todo el miércoles se estrena un nuevo capítulo en Estados Unidos y al día siguiente suele estar disponible en streaming. ¡Disfrútenla!

Böldness

SITIO WEB DE TENDENCIAS, ESTILO DE VIDA E INSPIRACIÓN 

Por si quieres hablar con nosotras