Los clásicos platos Willow resurgen junto a Quix



Seguramente muchos recuerdan esta famosa pieza de loza que estuvo presente en gran parte de los hogares chilenos durante la época de los sesenta y noventa. Estos modelos con trazos azules representaban paisajes naturales que se han transformado en un culto por la nostalgia que nos evoca al recordar una once de nuestra niñez, ya que no hubo mesa que no tuviera un ejemplar de este tipo.


Los platos “Willow” son originarios de Europa y sus diseños contemplaban paisajes, casas y lugares de distintas partes del mundo. Lo que muchos no saben, es que en nuestro país se reinventó la forma de elaborarlos, ya que el escultor Roberto Benavente rediseñó estos modelos con paisajes inventados.


La empresa Fonaloza de la región del Bio-Bio, fue la encargada de exportar lo diseñado por Benavente y distribuirlos a nivel nacional, lo que se convirtió en todo un éxito debido a su calidad y precio.


A más de veinte años, este clásico del hogar resurgejunto a Quix, pero esta vez, el diseño contempla unpaisaje 100% chileno. Este clásico ha sido reinventadojunto a la ilustradora chilena Rosita Beas(@tiendarositabeas en Instagram), creando así una nueva versión del clásico Plato Willow incluyendo araucarias, cóndores, una casa de campo, y las Torres del Paine creando un nuevo paisaje más chileno.


La fusión de estos preferidos del hogar es para rendir un homenaje al sentimiento que nos provoca nuestro país, porque no hay nada más chileno que el Quix.


Los modelos con paisajes chilenos son edición limitada y están disponibles a través de Cornershop.

Böldness

SITIO WEB DE TENDENCIAS, ESTILO DE VIDA E INSPIRACIÓN 

Por si quieres hablar con nosotras