“Muerte accidental de un Anarquista”: el escenario como espejo de la realidad

Por Carolina Vergara @carojournalist


¿Cuántos vimos venir el movimiento social que está ocurriendo en nuestro país? El 18 de octubre de 2019, comenzó el “despertar de Chile”, pero antes de eso el teatro y el cine nos estaban mostrando, en una especie de profecía, que Chile necesitaba un cambio radical y un llamado a la movilización.


Me imagino que para el actor Héctor Morales, protagonista de la obra “Muerte accidental de un anarquista” debe haber tomado incluso más relevancia el personaje de “El loco” en este contexto social. Héctor Morales ha sido uno de los actores que más ha participado en las marchas de los últimos días, dejando registro en sus redes sociales del pulso de la ciudadanía.


El Teatro de la Universidad Católica cerró sus puertas para mantener la seguridad de todo el equipo que trabaja en el teatro y del público asistente, fue rayado por fuera pero con un cártel sus funcionarios escribieron: “Aquí están las voces de la gente.


#Noseborranosepinta. El Teatro UC reconoce las demandas ciudadanas”. Posteriormente, colgaron un lienzo negro con la frase: “La memoria de lxs caídxs no se puede borrar de los muros” escrito por los trabajadores del teatro y que hoy 5 de noviembre, abren nuevamente sus puertas con una función gratuita a la ciudadanía de “Muerte accidental de un anarquista”.


El teatro es un buen espacio de reflexión y por eso quiero agradecer públicamente al Teatro de la Universidad Católica y muchos otros, que generan constantemente jornadas de diálogo, funciones para escolares, obras gratuitas y que nos ofrecen la oportunidad de ver la realidad, como un espejo, en una puesta en escena.


 “Muerte accidental de un anarquista” fue escrita en 1970 por el premio Nobel de Literatura Dario Fo, en una Italia convulsionada política y socialmente, el texto está basado en un hecho real y que puso en jaque a la policía de la época, acusada de montar una farsa para encubrir el homicidio de un anarquista que cayó por el balcón de un edificio. Dario Fo, fue siempre una voz disidente y controvertida, cuestionando desde la dramaturgia a los poderes fácticos, lo que le valió el odio de muchos. Tanto así que la anécdota cuenta que para el debut de la pieza en Broadway el presidente Ronald Reagan le habría negado el ingreso a Estados Unidos.



Es una obra sumamente actual, que ocurre en Estados Unidos, pero hace alusiones al Chile de hoy, mostrando en sus inicios un vídeo del periodista Daniel Matamala, que nos informa que lo que vamos a ver ocurre en New York, donde un declarado “Loco” (Héctor Morales) interpreta a distintos personajes: el loco, un cura, un juez y un militar, en un cuestionado cuartel de policía.


La pieza lleva al espectador por una montaña rusa, uno se sube y no se baja más. Héctor Morales sin duda en su mejor interpretación en las tablas, se lleva casi todo el peso de la obra, es impresionante la cantidad de texto que tiene que decir, que está muy bien logrado por el ritmo vertiginoso de la ejecución de los monólogos.


La obra nos enfrenta a temas sensibles de nuestro país desde la farsa y la ironía, en una parte de la obra Morales dice: “Esto ocurre en Houston, pero debería ser en Temuco” o cuando el personaje del comisario interpretado por Willy Semler nos recuerda: “los periodistas que nos quieren perjudicar, comunistas, come guaguas” son textos que nos están dando una alerta que lo que estamos viendo en escena, es más cercano a nosotros y eso es lo lindo del teatro, entramos en ese juego que lo que estamos viendo no es New York es Chile.


En las escenas de la comisaría vemos el retrato del ex ministro del interior, Andrés Chadwick y una foto de alguien muy parecido al Presidente Sebastián Piñera. Me gustaría ver la reacción actual del público en este escenario político.


La puesta en escena está dirigida por Francisco Krebs, quién nos señaló que “nuestra coyuntura pedía a gritos una obra cómo esta, la anécdota que plantea el texto, dialoga de una manera tan evidente con nuestra realidad que me parecía muy necesario vincularlo con los espectadores de nuestro país. Es un texto maravilloso de Darío Foque vale la pena visitar cada cierto tiempo y no ha perdido contingencia”.

“Muerte accidental de un anarquista” es sin duda una de las mejores obras de este año, que se sumó a la obra “La apariencia de la burguesía” en el Teatro Finis Terrae, las películas “Ema” y “Joker” a mostrarnos que algo latente estaba por ocurrir.



MUERTE ACCIDENTAL DE UN ANARQUISTA

Teatro de la Universidad Católica

Dirección: Francisco Krebs.

Dramaturgia: Dario Fo.

Elenco: Héctor Morales, Willy Semler, Jaime Mc Manus, Karim Lela, Alejandra Oviedo y Felipe Arce.

Diseño de escenografía e iluminación: Pablo de la Fuente.

Diseño de vestuario: Daniela Vargas.

Música: Alejandro Miranda.

Audiovisuales: Pablo Mois.

Asistente de Producción: Valentina López.

Asistentes de escena: Patricio Herrera y Camilo Moya.

Producción: Teatro UC.

Desde el 2 de octubre al 23 de noviembre 2019.

*Los horarios del 6 al 16 de noviembre serán a las 18:30 horas. Consultar con el teatro los horarios después del 16 de noviembre de 2019.

General $10.000. Adulto mayor y Alimni UC $6.000, Súper jueves $7.000, $5.000 estudiantes y miércoles popular, Comunidad UC $4.000, 2x1 entrada general Club La tercera; descuento especial Tarjeta Vecino Ñuñoa. Otros valores consultar en boletería.

Teatro UC - Jorge Washington 26, Ñuñoa

Böldness

SITIO WEB DE TENDENCIAS, ESTILO DE VIDA E INSPIRACIÓN 

Por si quieres hablar con nosotras